El desperdicio de alimentos y la seguridad alimentaria

Hoy en día, alrededor de un tercio de los alimentos producidos en el mundo – equivalente a 1 300 millones de toneladas – se pierden y desperdician, según la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). Con esto, se deja de alimentar a 2 000 millones de personas, habiendo alrededor de 820 millones pasando hambre.

La cantidad de pérdida o desperdicio de alimentos es diferente en cada país. En el caso de las naciones en desarrollo, la pérdida o disminución de alimentos en las fases de producción, post-cosecha, almacenamiento y transporte es la más frecuente, debido a la falta de infraestructura adecuada, sistemas alimentarios eficientes y la normatividad necesaria. Por otra parte, el desperdicio - o desecho de alimentos a nivel mayorista, minorista o del consumidor - es más común en los países industrializados, por sus tendencias de consumo, alimentación y los estándares del mercado establecidos.

Esta cantidad de alimentos desechada no representa sólo una pérdida económica que ronda los 500 000 millones de dólares anuales, desde su producción hasta su distribución; sino también un daño ambiental, al generar un 8% de los gases de efecto invernadero, utilizar 30% de la superficie agrícola y desperdiciar un 21% del agua empleada. En sí, la agricultura es una actividad de las menos sustentables, pues utiliza una gran cantidad de recursos y no tiene la productividad para alimentar a la toda la población mundial.

Según la FAO, en 30 años la población será mucho más grande, en su mayoría urbana y con mayor poder adquisitivo; y aumentar la productividad o la superficie de cultivo ya no es una opción. No es solo la producción, sino la disponibilidad de alimentos después de la pérdida y el desperdicio, los sistemas alimentarios y las dietas sostenidas por la población, las variantes del mercado -  como el precio - lo que debe replantearse.

Ante esto, la biotecnología se presenta como una herramienta crucial en la erradicación del hambre, al impulsar la productividad agrícola y reducir el impacto ambiental velando siempre por la salud de las personas.

Savefruit es un producto que trabaja bajo estos principios, y su compromiso siempre será buscar la abundancia de alimentos en el mundo

Contáctanos

¡En un momento nos pondremos en contacto contigo, gracias!
Oops! Algo salio mal, checa tus datos nueva mente
Escríbenos vía Whatsapp