Reducir al mínimo la pérdida de alimentos

Alimentos. Se cultivan, cosechan, elaboran, envasan, transportan, distribuyen, comercializan, adquieren, preparan y después... se desechan.

Cada año, aproximadamente el 14 % de los alimentos que producimos se pierde desde que se cosecha hasta que llega a las tiendas. Además, minoristas y consumidores acaban desperdiciando otro 17 %.

La pérdida y el desperdicio de alimentos también contribuyen en gran medida a la crisis climática, habida cuenta de que suponen hasta un 10 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. En algunos países, la cadena de suministro de alimentos ya va camino de superar a la agricultura y el uso de la tierra como principal factor que contribuye a estas emisiones, lo que aumenta la inestabilidad del clima y los fenómenos meteorológicos extremos como las sequías y las inundaciones. Esto, a su vez, repercute en el rendimiento y la calidad de los cultivos, agrava la pérdida de alimentos y amenaza todavía más la seguridad alimentaria y la nutrición.

Y, aunque el mundo produce suficientes alimentos para abastecer a su población, casi 830 millones de personas siguen pasando hambre cada día. Esta falta de correspondencia entre la oferta y la demanda tiene múltiples causas, que son síntomas de las grandes ineficiencias de nuestras cadenas de suministro agroalimentario, un término que abarca, entre otras cuestiones, todo el recorrido de los alimentos desde la explotación agrícola hasta la mesa.

En consecuencia, abordar estas ineficiencias y romper el círculo vicioso entre la pérdida y el desperdicio de alimentos y el cambio climático, sobre todo en un momento de inflación de los precios de los alimentos, es una prioridad fundamental.

Soluciones sencillas

La FAO ha puesto en práctica varios proyectos encaminados a reducir la pérdida de alimentos y aumentar la eficiencia de los sistemas agroalimentarios. Algunos de los proyectos que muestran resultados prometedores están relacionados con la producción de frutas y hortalizas en Asia meridional, donde uno de los cultivos más importantes es el de mango.

Los mangos maduros tienen muchos usos. Se pueden consumir frescos o utilizarse como ingredientes en la preparación de dulces, helados, sorbetes y productos de panadería. Además, su pulpa tiene un alto contenido de fibra alimentaria, vitamina C, provitamina A, carotenoides y antioxidantes.

Sin embargo, como otras frutas, los mangos frescos se deterioran con rapidez debido a su elevado contenido de humedad y su naturaleza delicada. Si no se recolectan en la etapa correcta de maduración y si no se manipulan de forma adecuada en toda la cadena de distribución, los mangos sufren tanto en términos de calidad como de cantidad, lo que da lugar a pérdidas y a la reducción de los ingresos de todos los que participan en su producción y su manipulación después de la cosecha. Además, una manipulación indebida y las infestaciones acortan su vida útil, lo que, a su vez, limita su venta y acarrea pérdidas económicas.

En los campos de Asia meridional, por ejemplo, los expertos de la FAO observaron que los agricultores locales a menudo tenían escasos conocimientos sobre la forma de manipular las frutas y hortalizas después de la cosecha y tampoco disponían de los recursos para abordar problemas de calidad en la cadena de suministro. Esto puede provocar la pérdida de más de la mitad de las hortalizas recolectadas.

Las principales causas de las pérdidas posteriores a la cosecha son las enfermedades, las infestaciones por plagas, las técnicas de recolección inadecuadas, la manipulación descuidada y las condiciones de envasado y transporte deficientes.

Sin embargo, cuando la FAO capacitó a los agricultores para que aplicaran buenas prácticas de gestión poscosecha y utilizaran cajas de plástico reutilizables en lugar de sacos de malla de un solo uso para transportar sus productos, este cambio reportó mejoras drásticas.

Fuente: He aquí un secreto: reducir al mínimo la pérdida de alimentos es más fácil de lo que cree https://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1606920/